Planeo Digital

Número

Territorios y Ciudades en transición a la paz y la justicia

Octubre 2023

Prácticas de resistencia y construcción de memoria feminista en el Ex Centro de Detención Venda Sexy.

Una de las principales luchas de los colectivos, corresponde a la visibilización de la violencia político sexual como una práctica de tortura que ocurrió en el inmueble y que es hoy es parte de la historia y de la memoria de las mujeres

Revista PLANEO 57°|Territorios y Ciudades en transición a la paz y la justicia | octubre 2023


 [Por: Francisca Molinos Moyano, Planificadora Urbana y Magíster en Desarrollo Urbano Pontificia Universidad Católica de Chile]

Im. Portada “La memoria no se vende” Fuente: El Mostrador (2023)
Im. Portada “La memoria no se vende” Fuente: El Mostrador (2023)

Resumen

Las prácticas generadas por los colectivos de Venda Sexy surgen como una respuesta ante las lógicas de una ciudad neoliberal que impide la recuperación de todos los sitios de memoria. Ante la disputa, las comunidades del sitio de memoria Venda Sexy han generado formas de construir memoria desde el territorio, desde lo individual a lo colectivo y de lo privado a lo público, reflejado en las diferentes conmemoraciones que realizan a las afueras del inmueble. Por otro lado, estas construcciones están enfocadas en crear una memoria de futuro, para las próximas generaciones, para mujeres, por lo que fomentan un diálogo intergeneracional y feminista en todas sus conmemoraciones, trasmitiendo sus memorias y generando una posmemoria en las nuevas generaciones.

Palabras claves: Sitios de memoria, Feminismo, Resistencia, Patrimonio

Introducción

El Ex Centro de Detención Venda Sexy ubicado en Macul, fue declarado Monumento Histórico el año 2016. Dentro de las principales razones por la cual fue declarada es debido a que “es un testimonio de la discriminación de género aplicado en las torturas sexuales por parte de los agentes de Estado” (CMN, 2016). Quienes lideraron el proceso de declaratoria fueron la Asociación de Memoria y Derechos Humanos de Macul y el Colectivo Mujeres Sobrevivientes Siempre Resistentes, fundamentando como principal demanda la recuperación del inmueble como un acto de justicia reparatoria hacía las mujeres frente a la violencia política sexual ejercida de manera sistemática durante la dictadura cívico – militar (Facebook CMSSR 12 de mayo 2016). Así, también plantean la necesidad de que el sitio de memoria debiese ser entregado a las mujeres, considerando que el sitio una vez comprado por el Ministerio de Bienes Nacionales debe ser asignado a una organización para que haga cargo de la gestión. Esta demanda nunca se concretó debido a que el propietario del inmueble no es el Estado, si no que un privado quien rechazó la oferta propuesta, por lo que hoy sigue viviendo con su familia en Venda Sexy, dándole un uso meramente residencial.

Legalmente, no existen facultades para darle otro uso al espacio. Ante esto, Bienes Nacionales busca comprar el inmueble, pero el propietario se niega y finalmente no se logra concretar una venta. Sin embargo, en el año 2019 el sitio de memoria es vendido a una inmobiliaria perteneciente al mismo dueño del inmueble por una cantidad mucho menor (Reyes, 2019), pese a que de acuerdo a la ley, los denominados sitios de memoria no pueden ser alterados o modificados sin la autorización del Consejo de Monumentos Nacionales. Finalmente, lo que se produce es una especulación inmobiliaria con el patrimonio, en específico un sitio de memoria, donde al ponerle valor a la memoria, generó que los colectivos de Mujeres Sobrevivientes y Memorias de Rebeldías Feministas ya no quisieran recuperar la casa.

La disputa entonces va más allá del inmueble y de sus características. Los colectivos buscan un espacio donde se pueda materializar la memoria y poder contar con un espacio de memoria físico que permita crear memoria tanto para los colectivos, como sobrevivientes, en conmemoración por las víctimas y sus familiares y para las generaciones futuras.

Construir memoria desde el territorio

Memorias de Rebeldías Feministas y Colectivo Mujeres Sobrevivientes Siempre Resistentes son los colectivos que han resistido ante la venta de Venda Sexy, conformado tanto por mujeres sobrevivientes a la dictadura, como por mujeres feministas que apoyan la causa. Estos colectivos, en conjunto con agrupaciones feministas implementan diferentes estrategias para visibilizar la memoria histórica del país, generando una construcción de memoria en las ciudades neoliberales a través de diversas conmemoraciones y resistencias en el espacio público.

El año 2011 fue la primera instalación de la placa conmemorativa a las afueras de Venda Sexy. Sin embargo, esa sería una de las 3 instalaciones, dado que cada cierto tiempo es destrozada por grupos anónimos. Ante esto, se han producido actividades y conmemoraciones fuera del inmueble como una forma de resistencia por parte de los colectivos para mantener activa la memoria. Además, en cada fecha conmemorativa como el día internacional de la mujer el 8 de marzo o la conmemoración del golpe militar el 11 de septiembre, son fechas en que se reúnen a las afueras del inmueble ubicado en Irán #3037, como forma de resistencia y que en palabras de los colectivos es “Volver a hacer propio el ejercicio de memoria como forma de contar nuestras historias de lucha y así hacer frente al olvido selectivo” (Facebook CMSSR 3 de septiembre de 2018).

Im. 1. Actividad instalación baldosa conmemorativa. Fuente: Facebook memoria de rebeldías feministas 11 de diciembre 2021
Im. 1. Actividad instalación baldosa conmemorativa. Fuente: Facebook memoria de rebeldías feministas 11 de diciembre 2021

Los colectivos generan patrimonio más allá de la materialidad, sino desde las prácticas y conmemoraciones, en ese sentido el espacio público cobra vital importancia, donde este ha sido un lugar de encuentro de las diferentes conmemoraciones que se han realizado en el recinto, donde se han dado a conocer y han podido establecer lazos con los transeúntes y con los mismos vecinos.

Ante la imposibilidad de recuperar el sitio, los colectivos proponen la construcción de un memorial en la Plaza Arabia (ubicada a metros del recinto), por tanto, el memorial es la nueva construcción del discurso patrimonial por parte de los colectivos de Venda Sexy, siendo la forma de dejar una huella material en el espacio urbano ante una disputa con el inmueble, situando una memoria desde lo público, una construcción de memoria con el barrio y con las diferentes generaciones de la sociedad.

Memoria intergeneracional y feminista

La memoria hoy en día no pertenece solamente a las y los sobrevivientes de la dictadura militar, si no que mediante la recuperación de los centros de detención se ha desarrollado una memoria de carácter intergeneracional: una posmemoria, lo que Hirsh (2012) define como “la relación con las experiencias que recuerdan a través de los relatos, imágenes y comportamientos en medio de los que crecieron. Pero estas experiencias les fueron transmitidas tan profunda y afectivamente que parece construir sus propios recuerdos” (p.19). En ese sentido, las juventudes se han apropiado de la lucha de recuperar los centros de detención, tal como ocurre en Venda Sexy, donde se ha vuelto una lucha colectiva, feminista e intergeneracional.

Una de las principales luchas de los colectivos, corresponde a la visibilización de la violencia político sexual como una práctica de tortura que ocurrió en el inmueble y que es hoy es parte de la historia y de la memoria de las mujeres, de su historia de mujeres luchadoras y sobrevivientes de una dictadura que incorporó de manera sistemática una violencia de género, por lo que han fomentado ese diálogo desde el feminismo, formando alianzas con organizaciones de derechos humanos y feministas. Las mujeres de los colectivos de Venda Sexy le dan una importancia al diálogo entre mujeres de distintas generaciones, plantean una memoria que no sea para ellas, si no que para las mujeres del futuro.

Referencias Bibliográficas

Brodsky, C. (2012). Memoria y Monumento El memorial en la recuperación de la historia de la represión 1973- 1990 en Chile. Universidad de Chile. Facultad de Artes.

Colectivo Mujeres Sobrevivientes Siempre Resistentes (12 de mayo, 2016). “Venda Sexy: Sitio de Memoria con énfasis especial en género”. Facebook. https://web.facebook.com/profile.php?id=100064911961705

Colectivo Mujeres Sobrevivientes Siempre Resistentes (3 de septiembre, 2018) Volver a hacer propio el ejercicio de memoria como forma de contar nuestras historias de lucha”. Facebook. https://web.facebook.com/profile.php?id=100064911961705

Decreto 277 (2016). Consejo de Monumentos Nacionales.

Elgueta, G. (2018) Institucionalización y patrimonialización de sitios de memoria en Chile. Una lectura desde la experiencia de Londres 38. Aletheia, 16, 1-17.

Hirsch, M. (2012). The generation of Postmemory. Writing and Visual Culture After  the Holocaust. New York: Columbia UnivErsity Press.

Maceira, L. (2017). Género y memoria en las ciudades. Polítiques de memòria, gènere i ciutat, 105-157.

Quílez, L. (2014). Hacia una teoría de la posmemoria. Reflexiones en torno a las representaciones de la memoria generacional/Towards a Theory of Postmemory. Reflections on the Representations of Generational Memory. Historiografías, 57-75.

Reyes, R. (2019, 11 septiembre). La venta de Venda Sexy: La pelea por construir una Memoria Feminista. The Clinic – Reportajes, columnas, entrevistas y humor. https://www.theclinic.cl/2019/09/10/la-venta-de-venda-sexy-la-pelea-por-construir-una-memoria-feminista/

Simao, K. (2023, 22 agosto). Nancy Guzmán por venta de monumento histórico ex venda sexy: “El Estado tiene que protegerlo”. El Mostrador. https://www.elmostrador.cl/braga/2023/08/22/nancy-guzman-por-venta-de-monumento-historico-ex-venda-sexy-el-estado-tiene-que-protegerlo/