Secciones > RESEÑAS

Economía Feminista. Desafíos, propuestas y alianzas | Solidaridad, Cuidado y Ecología

Revista Planeo Nº 48 Cuidados, crisis, y ciudad; Julio 2021


[Por Natalia Aravena Solís, Geógrafa U. de Concepción, Estudiante Magister en Asentamientos Humanos y Medio Ambiente, IEUT – UC]

Libro: Economía Feminista. Desafíos, propuestas y alianzas (Carrasco C. & Díaz, C. (Eds.))
Editorial: Entrepueblos/Entrepobles/Entrepobos/Herriarte
Año: 2017

E-book Disponible: https://www.entrepueblos.org/wp-content/uploads/2017/07/Libro-Economia-feminista_web.pdf

 

Resumen

Economía Feminista, editado por Cristina Carrasco y Carme Díaz, en una recolección de los planteamientos de diez autoras que pretenden explorar los nuevos retos y desarrollos de la economía feminista desde diferentes áreas. La economía feminista surge entonces como una respuesta a la crisis energética, alimentaria, climática, ecológica, política y a la crisis de los cuidados hacia la que se dirige el mundo, impulsado por el capitalismo. Se presenta como un movimiento teórico y activista, que se puede desarrollar en la práctica con la propuesta de políticas u acciones concretas que asocien el feminismo a la economía, con el desarrollo de experiencias a menor escala en regiones como América Latina y creando redes con otras economías críticas alternativas, como la economía ecológica, social, solidaria entre otras.

Palabras Clave. Feminismo, economía, cuidados.

 

Im.1 Portada Libro | Fuente: https://www.entrepueblos.org/

Introducción.

La economía feminista se contextualiza en el marco de la red de Economía Feminista del Estado Español, utilizándose dicho enfoque, ya que existen múltiples enfoques de la economía feminista, y difiriendo de la economía de género. Surgen sus ideas originales en conjunto con la primera ola del feminismo (primera mitad siglo XX) que discutió la división sexual del trabajo, la carencia de categoría económica de las actividades domésticas, la falta de conceptualización del cuidado como trabajo, la discriminación laboral de la mujer y el patriarcado presente en los hogares a través del rol “masculino proveedor”, cuyas consecuencias se traducían en diferencias de poder de decisión dentro y fuera del hogar. Resulta esclarecedor que cerca de un siglo después dichos problemas siguen presentes, tanto para la economías europeas como para las latinoamericanas. A través de una revisión conceptual y analítica, las autoras presentan la economía feminista como una respuesta y contra postura a la invisibilización de las mujeres en la sociedad y su rol de cuidados.

Im.2 Lo público y lo privado de la economía | Fuente: http://es.permaculturescience.org/

Feminismo y Economía.

¿Qué tan próxima es la relación entre las mujeres y la economía? Muy próxima. La economía depende del trabajo de cuidado que se realiza por las mujeres en sus hogares, sin el cual el sistema no podría subsistir. De tal manera, existe una explotación por parte del sistema capitalista hacia quienes ejercen el rol de cuidados y esa condición constituye una parte relevante del proceso de acumulación. Las autoras cuestionan si esta relación directa es conflictiva para la economía feminista de diferente manera en Europa en comparación con América Latina, ya que en esta última región los movimientos feministas son más recientes, pero la situación no es muy disímil.

De acuerdo con Silvia Federici, en esta relación entre el feminismo y economía, la economía feminista puede convertirse en un nexo entre movimientos sociales e instituciones, ya que los primeros son los que pueden cambiar el mundo, lo que explicaría la importancia que han tenido las olas feministas. Según Amaia Pérez el objetivo de la economía feminista es subvertir la economía, enfrentando al capitalismo, construyendo una economía distinta que ponga la sostenibilidad de la vida en el centro, como un proceso ecológico (del cuidado del hogar común). Para ello se requiere crear espacios de subversión feminista, experimentando formas de responsabilidad colectiva, considerando siempre los límites del planeta u hogar común.

Im.3 El capitalismo depende del trabajo doméstico | Fuente: https://magis.iteso.mx/ 

Cuidado en América Latina.

El cuidado es la experiencia femenina dedicada al cuidar de las personas a lo largo de todo su ciclo vital, desde la temprana infancia hasta la adultez mayor. El cuidado no es sólo un aporte al sistema económico, sino que también resulta ser de necesidad vital, ya que constituye el centro de la reproducción social, y son las mujeres quienes sostienen el sistema social y económico, por tanto, la vida misma.

Corina Rodríguez analiza la situación de los cuidados en América Latina, profundizando en la organización social de los mismos. La falta de institucionalidad en los cuidados, así como la nula provisión de servicios públicos de cuidado son los avances más lentos en la región, destacándose únicamente el caso uruguayo como un país de mayor preocupación de los cuidados.

Uruguay mantiene la implementación, lenta y embrionaria según la autora, de distintos componentes de un sistema nacional de cuidados, gracias a los movimientos sociales que visibilizaron la crisis de los cuidados, la sobrecarga del trabajo de cuidado no remunerado para las mujeres y sus consecuencias para la sociedad en términos de bienestar y desarrollo. El desafío entonces, para América Latina, está en la visibilización del cuidado como un derecho básico para las personas y en la igualdad de género en cuanto a oportunidades económicas.

 

Conclusión.

La economía feminista no se reduce a una propuesta exclusivamente económica, sino que responde a una manera específica de entender el mundo y construir una estructura económica que permita ofrecer mecanismos para dar respuesta a las necesidades de todas las personas, sin distinción de ningún tipo.

Es una estructura más bien humanista, centrada en la vida de las personas como objetivo último, contraria a la injusta organización del cuidado que promueve la economía capitalista. La institucionalización precaria del cuidado limita las opciones, especialmente para los hogares de menos recursos, transformándose en un vector de reproducción de la desigualdad.

Economía feminista es una obra breve, pero muy completa, que incluye discusión teórica, propuestas de aplicación y revisión de casos. Sin duda una oportunidad para profundizar en una propuesta que es claramente ecológica, solidaria y opuesta al opresivo sistema socioeconómico de cuidados, imperante en nuestra sociedad.

Twitter Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *