Secciones > PRÁCTICAS

Conocer y actuar en el paisaje. Los catálogos de paisaje de Cataluña y su aplicación en la planificación

Revista Planeo Nº 37  Territorios y Paisajes, Septiembre 2018


[Por: Pere Sala i Martí, Director del Observatorio del Paisaje de Cataluña www.catpaisatge.net]

Resumen

En el marco del Observatorio del paisaje en Cataluña, comunidad autónoma de España, se aborda en la presente práctica cómo este elemento ha sido incorporado dentro de la gestión y planificación territorial como un activo a través de la discusión acerca de los catálogos de paisajes creados por esta entidad.

Palabras clave: paisaje, catálogo, planificación.

Figura 1. Coberta catàleg RMB.indd
Figura 1. Coberta catàleg RMB.indd

En diciembre del año 2000, el Parlamento de Cataluña se adhirió al Convenio Europeo del Paisaje (CEP), y en el 2005 se aprobó la Ley 8/2005, de protección, gestión y ordenación del paisaje. A través de la aprobación de esta Ley, el paisaje deja de tener una connotación exclusivamente estética para pasar a ser un elemento activo en la ordenación y gestión del territorio, como también un motor de desarrollo.

En paralelo a este proceso, se creó el Observatorio del Paisaje de Cataluña, entendido como un centro de pensamiento, estudio, documentación y acción sobre el paisaje, y un punto de encuentro entre todas aquellas instituciones, entidades y personas que, en Cataluña y fuera de Cataluña se preocupan y se interesan por esta temática. Una de las principales actividades del Observatorio del Paisaje desde 2005 ha sido la elaboración de los siete catálogos de paisaje de Cataluña, creados por la Ley del paisaje, encargados por el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalidad de Cataluña, y pensados ​​como instrumento de caracterización del paisaje con el fin de introducirlo en la planificación territorial y sectorial.

Los catálogos de paisaje, del conocimiento a la acción

El conocimiento es la base para poder tomar decisiones acerca del paisaje. Desde esta perspectiva, los catálogos constituyen el principal proyecto de generación de conocimiento, definidos por la Ley 8/2005 de protección, gestión y ordenaciones como los “documentos de carácter descriptivo y prospectivo que determinan la tipología de los paisajes de Cataluña, identifican sus valores y estado de conservación y proponen objetivos de calidad que deben cumplir”. En este sentido, el principal objetivo de los catálogos es contribuir a la incorporación de objetivos paisajísticos en el planeamiento territorial y urbanístico, como también constituyen una referencia para estrategias sectoriales asociadas al paisaje (agrarias o turísticas, por ejemplo), o para campañas de sensibilización social sobre la diversidad paisajística de un territorio.

Los catálogos no son un mero inventario de elementos, espacios o valores, tal y como podría suscitar su nombre. Son mucho más que esto. Constituyen las herramientas que permiten conocer cómo es el paisaje y qué valores contiene, qué factores explican que tengamos unos paisajes determinados y no otros, cómo evolucionan estos paisajes en función de las actuales dinámicas económicas y sociales y, finalmente, qué tipo de paisaje queremos y cómo podemos conseguirlos. Actualmente, con el 100% de los paisajes de Cataluña identificados y caracterizados a través de los catálogos, su marco conceptual, metodológico y procedimental para la elaboración de los siete catálogos se publicó una vez terminados[1].

Figura 2. The Landscape Catalogues
Figura 2. The Landscape Catalogues of Catalonia. Observatorio del paisaje.

La implicación de los agentes públicos y privados, y de la ciudadanía

Los catálogos han intentado superar la clásica lógica sectorial y han articulado formas participativas y transversales de trabajar y de generar el conocimiento. Con el fin de incidir en todas sus fases de elaboración. Buscando la máxima representatividad, se combinaron diversas técnicas de participación pública, como entrevistas telefónicas, estudios de opinión, consultas a través de internet, entrevistas a los agentes ya expertos, talleres de trabajo, sesiones informativas, etc.

Las unidades de paisaje, nuevos ámbitos de referencia para la planificación

El principal resultado y el más visible de los catálogos ha sido el mapa de 134 unidades de paisaje, o 134 paisajes, que cubren todo el territorio de Cataluña, y que no son vistas como entidades político-administrativas, sino como espacios de vida, lugares de encuentro, contenedores de memorias colectivas o, incluso, ámbitos idóneos para repensar el gobierno del paisaje. No son sólo ámbitos de comprensión y descripción del carácter de un determinado paisaje, sino ámbitos de gestión, de ordenación y de intervención. A estas cualidades se les debe sumar su gran capacidad didáctica y de sensibilización.

Aplicación de los catálogos de paisaje en las políticas territoriales y sectoriales, y el ámbito local 

Figura 3. Els Paisatge de Catalunya. www.catpaisatge.net
Figura 3. Els Paisatge de Catalunya. www.catpaisatge.net

Otra de las principales peculiaridades de los catálogos de paisaje es que de ellos se derivan las Directrices de paisaje, creadas por la Ley homónima, y que recogen los objetivos de calidad paisajística de los catálogos y los introducen normativamente en los planes territoriales aprobados por el Gobierno. El conocimiento aportado por los catálogos también empieza a ser utilizado en las políticas sectoriales. En el ámbito energético, por ejemplo, el Observatorio ha elaborado la guía “Orientaciones para una adecuada implantación de los aerogeneradores en Cataluña”, dirigida a promotoras y profesionales, aportando orientaciones para colocar adecuadamente estas infraestructuras en el territorio en función de la diversidad de paisajes de Cataluña y de sus valores reconocidos en los siete Catálogos.

En paralelo, el mundo local se interesa cada vez más en el paisaje, y fruto de ello nacen iniciativas de gestión y ordenación de este lideradas o coliderada por la Administración y por la misma sociedad civil. Muchas de ellas, en forma de cartas (como la carta del paisaje del Priorat o del Lluçanès) o planes de paisaje (como el Plan de paisaje transfronterizo de la Cerdaña, o el plan de paisaje de Cervera), son experiencias que crean nuevos espacios de diálogo y concertación entre actores, promoviendo de esta forma la corresponsabilidad con la aplicación de las políticas y acciones de paisaje.

Para concluir

Figura 4. Cartas de Paisaje. www.catpaisatge.net
Figura 4. Cartas de Paisaje. www.catpaisatge.net

La función del Observatorio del Paisaje es la de actuar de punto de encuentro entre todas aquellas instituciones, entidades y personas que, en Cataluña y fuera de Cataluña, se preocupan y se interesan por el tema del paisaje, tanto desde el Administración, como desde el ámbito profesional, docente y de la investigación. Con su trabajo simultáneo de generación de conocimiento y de planificación del territorio desde el paisaje, intenta contribuir a hacer realidad la consolidación de un nuevo paradigma que instaure nuevas formas de democracia participativa en todo lo relativo al gobierno y la gestión del territorio.

En este sentido, los catálogos de paisaje han marcado un antes y un después en el conocimiento y la gestión del paisaje en Cataluña, tanto por su capacidad de documentar y orientar a las políticas públicas, como por su potencial pedagógico o de sensibilización a la sociedad. Estas iniciativas, cada vez están teniendo más utilidades que las contempladas por la Ley. Sobre todo, para aquellos territorios que buscan nuevos contenidos y nuevas respuestas, y para aquellas administraciones y entidades que ponen sobre la mesa nuevas formas de alcanzar acuerdos y de actuar, y donde el paisaje es visto cada vez más como un bien común, como un motor para su desarrollo, y como una vía para incrementar su nivel de autoestima, de identidad, así como la calidad de vida de la ciudadanía.

[1] Nogué, Joan; Sala i Martí, Pere; Grau, Jordi, Els catàlegs de paisatge de Catalunya: metodología = The Landscape Catalogues of Catalonia. Metodology. Olot: Observatori del Paisatge de Catalunya, 2016.

Twitter Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *