Secciones > RESEÑAS

7 Propuestas para la Nueva Constitución en Chile: la hoja en blanco y el consenso

Revista Planeo Nº 46  Ciudad Constituyente, Enero 2021


[Por Natalia Aravena Solís, Geógrafa U. de Concepción, Estudiante Magíster en Asentamientos Humanos y Medio Ambiente, IEUT – UC]

Libro: 7 Propuestas para la Nueva Constitución en Chile
Editores: Pamela Figueroa Rubio & Tomás Jordán Díaz
Editorial: USACH Santiago, Chile.
Año: 2020
E-book Disponible: https://www.editorialusach.cl/ebooks/

 

Im.1 Portada del Libro

Resumen

Con la participación de especialistas en derecho constitucional y ciencia política, Figueroa & Jordán (2020) se aproximan a responder ¿de qué debe tratar la Nueva Constitución? Los artículos, que se remiten tanto a la historia constitucional, como al proceso participativo constitucional (2016-2017), señalan, argumentan y proponen sobre temáticas que representan un gran déficit en la constitución vigente, de acuerdo con la priorización ciudadana. Como resultado, se sostienen 7 propuestas para la Nueva Constitución, que pese a partir en blanco, no partirá de cero, porque existen ya ciertos elementos que se incluyen en el debate constitucional de la ciudadanía: el fin del Estado subsidiario, fin al hiperpresidencialismo, derechos fundamentales, pueblos indígenas, participación ciudadana, regionalización – descentralización y fin al Tribunal Constitucional. En la presente reseña se destacan tres de estas propuestas, dejando al lector la oportunidad de buscar las otras cuatro.

Palabras Clave. Nueva Constitución, debate constitucional, propuesta.

Introducción.  

De acuerdo con los autores, todo proceso constituyente tiene como requisito la legitimidad social, de modo que los acuerdos generados (consenso) y los procesos de cambio estructural sean apoyados por la ciudadanía. Teniendo como punto de partida para la legitimidad de las propuestas el proceso participativo constitucional del gobierno de Bachelet, se destacan tres, que apuntan a el reconocimiento de los pueblos indígenas, la participación ciudadana como oportunidad de rearticular el funcionamiento político del Estado y la regionalización y su discusión como elemento base para abordar la descentralización. Estos elementos pretenden argumentar y propiciar el debate, siempre con la finalidad de alcanzar el consenso, única forma de legitimar el proceso constituyente.

Pueblos Indígenas.

Capitulo abordado por Minda Bustamante (p. 97-120), que analiza los procesos jurídicos, políticos y participativos acerca de los derechos indígenas, como un insumo fundamental para el debate constitucional al que se enfrentará el país. Aborda las iniciativas legislativas de reconocimiento constitucional, la importancia del Convenio 169 de la OIT, y la participación indígena en el proceso de consulta constituyente (2016 – 2017).

Im.2 Representación de Pueblos Indígenas en Manifestaciones / Fuente: https://www.elmostrador.cl/destacado/2020/10/11/pueblos-originarios-y-la-constitucion/

Los desafíos del proceso constituyente sobre temas indígenas incluyen la discusión de temas complejos y determinantes, como la plurinacionalidad, reconocimiento de territorios y recursos naturales, reconocimiento del idioma y cultura, y ejercicio de derechos colectivos en el debate. La autora logra sintetizar estos elementos, en un requerimiento central para el proceso constituyente: se requiere la presencia de los pueblos indígenas en los espacios de poder que generarán la Nueva Constitución, tanto en el proceso como en el cuerpo legal resultante.

Participación Ciudadana.

Propuesta de Carolina Meza (p. 121-140), descrita con un lenguaje simple y explicativo para quienes se aproximan por primera vez a los conceptos de participación ciudadana. Se concentra en los mecanismos de democracia directa (MDD), cómo implementarlos en el proceso constituyente y cómo deben éstos transformarse en un derecho fundamental para las personas, quedando fijas sus bases en el texto de la Nueva Constitución.

Un cambio en la participación ciudadana podría rearticular la relación entre las personas y el Estado, otorgando mayor legitimidad a las decisiones adoptadas: ello permitiría tanto recobrar la confianza en las instituciones, como generar mecanismos de control ciudadano hacia las actividades de los poderes del Estado. La Nueva Constitución debe hacerse cargo de la demanda ciudadana por una mayor y mejor participación, en ese sentido los MDD resultan ser elementos claves para la democracia.

Descentralización.

Temática desarrollada por Claudio Fuentes & Egon Montecinos (p. 141-168), quienes parten de la discusión de la división política del país y la regionalización para aproximarse a su propuesta de descentralización del debate constitucional, y distribución del poder a escala regional.

El debate acerca de la Nueva Constitución se ha orientado a elementos como la salud, la educación, la participación, pensiones, vivienda y empleo, por lo que poco se discute acerca de regionalización fuera del mundo académico, mientras que la descentralización sí está, al menos presente, en el debate público. Sin embargo, ambos procesos no sólo deben abordarse en conjunto, sino que tienen una relación causal directa. Por lo tanto, se propone que es necesario discutir acerca de la regionalización, que permita una distribución efectiva del poder hacia una descentralización no sólo económica, sino también fiscal y política.

Conclusión.

La compilación de artículos, como propuestas para la Nueva Constitución, de Figueroa & Jordán (2020) tiene como resultado un libro que aborda no sólo temáticas presentes en la discusión pública, sino que además agrega elementos ampliamente discutidos en el mundo académico, fundamentados en procesos comparativos con otras constituciones sudamericanas y manteniendo un ánimo propositivo y tendiente al consenso, para el mejor resultado posible. Lo interesante del texto, en su conjunto, es que nos demuestra que pese a partir de una hoja en blanco, la Nueva Constitución no parte desde cero: existen elementos, temáticas y actores que deben estar en el debate constituyente, y no solo se presentan argumentos suficientes para sustentar dicha idea, sino que además se enriquece la discusión al proyectar a futuro como se resolverán tales aspectos. Lectura necesaria, útil y clarificadora.

 

 

Twitter Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *