Secciones > ACTORES

Entrevista a Cristian Bonacic: “Con la legislación actual se pone en peligro la calidad de vida, la salud pública, se generan daños ambientales y económicos de gran cuantía a lo largo del país”

Revista Planeo Nº 39  Ciudad Animal, Marzo 2019


[Por: Dr. Arturo Orellana Profesor Asociado Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales Pontificia Universidad Católica de Chile ]

En general, en el mundo ¿Desde cuando la fauna en la ciudad empieza  a ser un tema de importancia para la calidad de vida de la población?

La fauna entendida como los animales domésticos y silvestres han cohabitado con los seres humanos en la ciudades y ciudades medievales y castillos por siglos. Por ejemplo si uno mira la literatura y la pintura en diversas culturas siempre se ha visto la existencia de parques imperiales, parques de los Reyes y la utilización de espacios naturales alrededor de la ciudades o al interior de ellas tanto en Europa como en Asia.

Por otro lado en las culturas  de América también existía una fuerte relación con la fauna al interior y alrededor de la ciudades. El valor simbólico de la fauna ha sido sin lugar a duda un aspecto muy importante desde las ciudades imperiales de la China hasta el imperio Inca en Machu Picchu y la zona altoandina.

Especialmente referido a la ciudad de Santiago ¿Cuáles son principales cambios que se han producido en la fauna de nuestras ciudades en las últimas décadas?

La ciudad de Santiago se ha caracterizado por sufrir un proceso de aumento de la edificación en altura y disminución de los espacios verdes de una manera vertiginosa sobre todo en los últimos 40 años. Los cursos de agua o canales antiguamente de riego también han sido cubiertos con losas de cemento lo que ha ido disminuyendo la presencia de hábitats disponibles para diversas especies de fauna.

En Europa se están removiendo las losas de cemento de los cursos de agua que atraviesan la ciudades y se está recreando los cursos naturales con vegetación y rocas permitiendo la existencia de fauna nativa que ha vuelto colonizar el interior de la ciudades mejorando la calidad de vida de las personas. Sin embargo, la existencia de cerros como el cerro San Cristóbal y el cerro Santa Lucía y algunos parques de gran tamaño aún albergan fauna nativa fundamentalmente reptiles y en algunos casos incluso anfibios. Las especies que se han visto mas disminuidas o completamente extirpadas del ambiente urbano son los mamíferos silvestres y las especies que han logrado adaptarse a la existencia de grandes urbes se concentran en el grupo de las aves silvestres. Pero también en este grupo de las aves  ha existido una fuerte presencia de especies exóticas o ajenas a las aves nativas de nuestro país.

De acuerdo a algunas investigaciones que has liderado, así como existe fuerte evidencia de un patrón de segregación urbana a escala metropolitana ¿Se puede decir que la fauna existente también tiene algún patrón de segregación según la comuna o barrio? ¿Qué lo explica?

Las aves de nuestra ciudad están fuertemente segregadas según nuestra investigación al comparar distintas plazas urbanas rodeadas por entornos construidos de diverso tipo. Por ejemplo, las zonas con edificación en altura y alta concentración de infraestructura presentan menor diversidad de aves y un aumento de las aves exóticas como las palomas o las cotorras argentinas y el gorrión. En la zona donde hay parques urbanos o cercanía a la precordillera de Santiago o al gran parque metropolitano se pueden observar especies nativas de gran valor como algunas aves rapaces y otra aves que son propias de la cordillera y el valle de Chile central. Pero en general nuestra avifauna se ha visto fuertemente disminuida  por el rápido crecimiento de la ciudad.  Otro aspecto que ha dañado mucho a la avifauna y a los reptiles nativos que aún existía en la ciudad en la presencia de gatos y perros sueltos que predan sobre los nidos o directamente ahuyentan a las aves nativas de la zona urbana y incluso alrededor de la ciudad.

Los episodios recientes donde se han avistado pumas o cóndores en áreas urbanas en domicilios  de familias en sectores altos de la capital ¿Son solo resultado del fenómeno denominado “urbanización planetaria” o también existen otras razones? ¿Cuáles?

El factor primordial para que se pueda albergar fauna silvestre en la ciudad es la existencia de vegetación, dicha vegetación tanto arbórea como arbustiva permite  la alimentación y reproducción de las aves y el establecimiento de ellas en zonas urbanas. Si se realiza podas o modificaciones estructurales Drásticas  a la vegetación urbana, se pierde con ello los micro hábitats donde la fauna silvestre puede estar  residiendo.

Por ejemplo una práctica habitual es mutilar a los árboles o simplemente derribar árboles muertos en pie y en ellos se alberga una gran cantidad de insectos que sirven de alimento para las aves insectívoras y además sirven de percha o lugar de posicionamiento para las aves rapaces que pueden así captura roedores y obtener un lugar del cual avistar a sus potenciales presas. En la lógica de la ciudades actuales y en particular en Santiago no se entiende que ese tipo de estructuras vegetales muertas también juegan un rol importante en la conservación de fauna. Del mismo modo troncos caídos al interior de un parque o vegetación túpida arbustiva permitirían albergar aves que nidifican en el suelo y protegerlas de las personas o de los perros y gatos que andan sueltos.

La presencia y avistamiento de zorros, esporádicamente pumas, y cóndores en vuelo ahora incluso posados en algunas casas en la zona precordillerana de Santiago, responde a dos grandes fenómenos. Por un lado, el avance de la urbanización hacia ambientes pre cordilleranos permite que la gente pueda avistar o estar en contacto con especies de fauna que siempre han estado en esa zona de nuestra ciudad

Por otro lado la disminución de la casa ilegal y la disminución de la ganadería en algunas zonas de la cordillera ha llevado a que estas especies también se internen más cerca a la ciudad de Santiago.

Recordemos que el nombre del cerro Manquehue significa lugar de cóndores, por lo tanto con una adecuada protección de esta especie debería ser posible ver cóndores sobrevolando la ciudad de Santiago en el futuro, si es que mantenemos una política de conservación de estas especies y no son casados o envenenados y ilegalmente. Otras especies como el águila y aves rapaces en general pueden permanecer o residir en árboles de gran altura que tengan el follaje suficiente que les permita protegerse y desde ahí capturar a sus presas. El tíuque, el Peuco y  aves rapaces nocturnas ya existe en el interior de la ciudad. Lo que pasa es que la gente habitualmente no las ve o no las sabe diferenciar. Pero si se escucha con atención en zonas de mas vegetación estas aves están presentes..

Considerando la masiva y progresiva presencia de animales domésticos y la pérdida importante de la presencia de fauna nativa ¿En qué afecta esta situación la calidad de vida de la población urbana?

Lamentablemente, con la nueva legislación denominada ley cholito,  que permite la existencia de jaurías de perros en las calles y alrededor de la ciudad y no hay un control de poblaciones de gatos que se están reproduciendo también en los parques y en la zona Suburbanas se ha llegado a que las aves silvestres incluso los reptiles y mamíferos como zorros chilla y culpeo  junto al Quique están desapareciendo rápidamente de nuestra ciudad y sus alrededores. La desaparición de las aves silvestres, y estas especies nativas de mamíferos y reptiles van empobreciendo la biodiversidad y alejando al final a la gente de nuestra fauna nativa.

La costumbre de dejar alimento para perros en el suelo en las calles de la ciudad ha contribuido al aumento de las ratas, moscas y palomas entre otras especies que son plaga junto con mantener poblaciones flotantes de perros que producen diversos problemas a la vida de la gente ya sea por mordeduras, contagio de enfermedades, accidentes de tránsito e incluso afectan las conductas de desplazamiento de personas que si le tienen temor a los perros. Se ha visto también un aumento de ataque de esta jauría de perros a personas que sacan a pasear a sus mascotas y esto ha llevado a que muchas mascotas sobre todo pequeñas terminen muriendo o con graves  heridas por mordedura. Esto también ha ido en aumento desde el punto de vista de las mordeduras a niños personas de la tercera edad y personas que salen a correr o hacer deporte en bicicleta lo que afecta la calidad de vida de las personas en la ciudad.

Hoy las políticas públicas apuntan a fortalecer la tenencia responsable de animales domésticos, especialmente de perros. No obstante, existe importante evidencia de investigaciones que has realizado con otros, donde adviertes el peligro de los perros vagos en las calles de nuestras ciudades y sobretodo en el mundo rural. ¿En qué medida crees que las políticas públicas que se están elaborando logran equilibrar debidamente la defensa de grupos animalistas y las necesidad de seguridad para las personas por la presencia de perros vagos, tanto en las áreas urbana como rurales?

La legislación actual es producto de la presión de grupo Animalistas  y su lobby para que se permitiese la libre circulación de perros abandonados en las calles y zonas rurales. Los políticos en las cámaras de diputados y del Senado no le han tomado el peso a la gravedad de este problema que afecta a la gran mayoría de los chilenos tanto en zonas rurales como urbanas. Con esta legislación actual se pone en peligro la calidad de vida, la salud pública, se generan daños ambientales y económicos de gran cuantía a lo largo del  país. Por ejemplo cada día mueren atacados animales domésticos por jauría de perros en las zonas rurales y parques nacionales desde Arica hasta la Patagonia hay especies de fauna silvestre en grave peligro de extinción declinando por el ataque de jauría de perros sobre ellas. Nuestra fauna silvestre no está adaptada para poder defenderse del ataque de jaurías de perros y esfuerzos de conservación que han tomado décadas se están viendo totalmente frustrados  por la rápida declinación poblacional de las especies debido a la predación por perros. Por ejemplo el Huemul, pudu los gatos silvestres como la güiña y los zorros están sufriendo  El impacto de la jauría silvestres porque depredan sobre estas especies nativas, las contagien enfermedades, y las desplazan de sus ambientes naturales.

Para avanzar en el enriquecimiento ambiental y aumentar la presencia de fauna nativa en nuestra ciudades se requiere una política integral que cambie la legislación actual y permita el control de animales plagas como los perros, gatos, roedores, cotorra argentina,  avispas exóticas y se vaya reforestando y creando espacios naturales donde la vegetación nativa y la diversidad de ambiente generados con cuerpos de agua y distintos estratos de vegetación puedan permitir la recolonización natural a partir de la vegetación donde se alberga la fauna nativa existente en las zonas precordillerana y otras zonas que aún albergan fauna nativa. Sin embargo, las políticas actuales de manejo de parques y arias verdes en nuestro país y la planificación de los desarrollos inmobiliarios ven la existencia de áreas verdes como adornos que no cumplen un rol ecológico de proveer  Servicios ecosistémicos, no pone en valor a la naturaleza en los ambientes urbanos.

Por último ¿Existe la posibilidad de avanzar en políticas públicas que logren regenerar la diversidad de la fauna silvestre al interior de nuestras ciudades? ¿Qué medidas debieran tomarse para ello?

Existe una gran deuda pendiente de las autopistas urbanas de nuestro país en particular en Santiago que no generaron espacios verdes o corredores biológicos con vegetación nativa a lo largo y alrededor de sus autopistas, si estas autopistas tuviesen vegetación nativa y fueron diseñadas correctamente permitirían proveer de diversos servicios ecosistémicos a la ciudad, por ejemplo la captura de material particulado, la disminución del ruido que sale de las autopistas, la presencia de hábitat para las aves silvestres nativas y el enriquecimiento ambiental y mejora de la calidad de vida de las personas que habitan alrededor de dichas autopistas o que utilizan esas  autopistas para desplazarse.  Está demostrado que las autopistas que tienen vegetación alrededor de ellas y en el centro muestran una disminución de la velocidad promedio de los conductores porque tienden a manejar más tranquilos.  Del mismo modo el metro en altura o los pasos sobre nivel que hay en la ciudad podrían ser revestidos con vegetación para contribuir a la captura de ruido y material particulado y favorecer la presencia de reptiles nativos y aves que requieren vegetación y follaje verde y mejoraría la calidad de vida porque el embellecimiento que produce la vegetación en zonas que hoy día son concreto y acero.

En la ciudad de Fuzhou en China todos los pasos sobre nivel están cubiertos con vegetación.

El calentamiento global y las olas de calor que se están haciendo cada vez más frecuentes en la ciudad de Santiago tienen como su mejor solución el desarrollo de cubiertas verdes tanto en los muros como en infraestructura urbana  Y el aumento de la reforestación con vegetación nativa adaptada al calor y que requiere menos agua que árboles exóticos. El no entender que el desafío de mejorar la calidad de vida y el fuerte ahorro de energía que se podría obtener por la mayor cobertura vegetal de nuestra ciudad, significa que no estamos tomando en serio el impacto del cambio climático en la ciudades de Chile.

Una recomendación práctica para mejorar la regulación de temperatura de una casa y disminuir drásticamente los gastos de aire acondicionado y calefacción en el invierno es poner árboles de hoja decidua en el costado este de la casa y poner árboles nativos de hojas permanentes en el costado sur poniente del jardín para que de esta forma el sol de la mañana en el verano esté tapado por el follaje abundante de los árboles de hoja decidua y en la tarde el sol esté tapado por la vegetación nativa  Del lado poniente de la casa. En el invierno los árboles deciduos del sector oriental de la casa no van a tener follaje por lo tanto el sol para poder calefaccionar la casa y la posición del sol a la altura de la ciudad de Santiago por lo menos, permite que por su desplazamiento hacia el norte  pueda irradiar el costado occidental de la casa contribuyendo a la calefacción. Ésta es una medida práctica y simple donde se utiliza la vegetación para poder termoregular una casa y generar ahorros energéticos importantes. Sobre todo ahora que cada verano  tenemos más olas de calor.

Las enredaderas cubriendo los muros de la casa y cubriendo los bordes de la casa en el jardín permiten bajar rápidamente la temperatura al final del día en los días con mayor calor y se puede disminuir sustancialmente el riego al tener este tipo de estructuras verdes.

Es indudable la necesidad de que arquitectos e ingenieros civiles y constructores civiles tengan cursos de ecología y comienzan a integrar la naturaleza como un elemento fundamental en la construcción de la ciudades.

Twitter Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *