Secciones > PRÁCTICAS

“Nuevo Parque Metropolitano Cerro Chena”

Revista Planeo Nº 32  Ciudades Inclusivas, Junio 2017


[Por Roberto Advis Jiménez. Arquitecto Pontificia Universidad Católica de Chile y Escuela de Arquitectura, Politécnico di Milano. Director de Proyectos Urbana E&D]

RESUMEN

En el año 2014 el Gobierno Regional Metropolitano lanzó el Concurso Cerros Isla, con el fin de aprovechar los cerros de la ciudad de Santiago, como espacio público. La propuesta ganadora de dicho concurso fue la del Cerro Chena, la cual fue elaborada por las municipalidades de San Bernardo y Calera de Tango, en conjunto con la comunidad local. El futuro Parque Metropolitano Cerro Chena se presenta como un ejemplo de cómo avanzar hacia ciudades más inclusivas dado que, por un lado, busca equiparar las condiciones urbanas de la ciudad, al dotar de áreas verdes a sectores en los que hacen mucha falta, y también, porque cuenta con un proceso de participación ciudadana que promueve que la comunidad se involucre con el proyecto.

Palabras Clave: Concurso Cerros Isla, Involucramiento Comunitario, Cerro Chena.

 

Im. 1.Im. 1. Actual Parque Cerro Chena / Fuente: Urbanismo Social, 2017.

Santiago es una capital moderna rodeada por inmensas y bellas montañas nevadas pertenecientes a Los Andes que le otorgan un valor paisajístico que se complementa con los cerros y el río que se encuentra dentro de la ciudad (…)” (Urbano, 2016, p. 104).

Este es un fragmento de la visión que tienen los extranjeros residentes de la ciudad de Santiago según un estudio realizado por Rodrigo Urbano (2016). Dicho estudio plantea que, por lo general, los extranjeros que residen en Santiago tienen una visión más optimista de la ciudad que los propios santiaguinos, los cuales suelen resaltar temáticas como la delincuencia, el centralismo, la contaminación, el smog y el estrés. Este tipo de estudios son interesantes ya que visibilizan ciertos atributos urbanos que muchas veces como santiaguinos naturalizamos e incluso olvidamos, como lo es, por ejemplo, la presencia de múltiples cerros isla dentro de la ciudad.

Este año (2017) se cumplen 100 años desde que se inauguró el Parque Metropolitano del Cerro San Cristóbal, el cual es el cuarto parque urbano más grande del mundo. Sin embargo, Santiago tiene múltiples cerros isla, los cuales pueden ser utilizados como potenciales espacios de uso público. Según el catastro realizado por la Fundación Santiago Cerros Isla, además del San Cristóbal y Santa Lucía, Santiago cuenta con 25 cerros más, los cuales podrían contribuir enormemente a aumentar la cantidad de áreas verdes de la ciudad.

A raíz de ello, en el año 2014, el Gobierno Regional Metropolitano lanzó el concurso Cerros Isla en donde distintas municipalidades realizaron propuestas para habilitarlos como parques urbanos. La propuesta ganadora fue la del Cerro Chena, presentada por las municipalidades de San Bernardo y Calera de Tango, la cual se destacó, entre otras razones, porque se ubica en una de las zonas con menor cantidad de áreas verdes por habitante y por la alta participación ciudadana que se dio durante la fase de preparación de la propuesta.

Ambas razones, equiparar las condiciones urbanas y abrir espacio de participación, van en línea con uno de los principales desafíos que instala la Nueva Agenda Urbana [1]: avanzar hacia ciudades cada vez más inclusivas. Esta iniciativa actualmente se encuentra en su primera fase, la cual consiste en elaborar el diseño de mejoramiento y ampliación del actual parque Cerro Chena con el objetivo de consolidar un nuevo parque metropolitano para la zona sur de Santiago. Para ello, se le otorgará un mejor equipamiento y contará con 20 hectáreas más, las que se suman a las 38 actuales.

Luego de que el Gobierno Regional Metropolitano realizara un proceso de licitación pública, se definió que los encargados de desarrollar el diseño de este proyecto son las oficinas de arquitectura Urbana E&D y Teodoro Fernández Arquitectos (premio nacional de arquitectura del año 2014), en colaboración con la Fundación Urbanismo Social, la cual está a cargo del proceso de participación ciudadana.

Entre los avances ya realizados se destaca la reforestación que se llevó a cabo en julio del 2016, en donde estudiantes de establecimientos educacionales de Calera de Tango y San Bernardo plantaron alrededor de 12.800 especies arbóreas nativas en un área de 16 hectáreas del cerro. A esto se le suma la construcción de nuevos juegos infantiles inclusivos, nuevos baños y la próxima inauguración de juegos de agua.

Una de las principales características de este proyecto es su carácter participativo. En este sentido, se han realizado distintas metodologías de involucramiento comunitario entre las que se destaca el encuentro “Líderes por el Chena”, realizado el sábado 22 de abril en el mismo parque. En dicho encuentro participaron más de 250 dirigentes sociales, los cuales representaron a más de 100 organizaciones sociales pertenecientes a las comunas aledañas al cerro (San Bernardo, Calera de Tango y El Bosque). Entre ellas encontramos juntas de vecinos, agrupaciones de pueblos originarios, comités de derechos humanos, centros culturales, asociaciones deportivas, medioambientalistas, entre otras. Los participantes se dividieron en distintas mesas de trabajo en donde, sobre un plano del cerro, identificaron las principales fortalezas y amenazas del cerro, así como también los usos actuales y potenciales que tiene el parque que se está desarrollando. El encuentro contó con la presencia de las autoridades locales y metropolitanas, y concluyó con un plenario en donde los participantes presentaron la visión que tienen del parque de aquí a 20 años. A través de este encuentro, se cumplió el objetivo de levantar insumos para la generación del anteproyecto de diseño del parque, el cual luego será presentado a la comunidad en un segundo taller.

Im. 2.
Im. 2. Encuentro Líderes por el Chena / Fuente: Urbanismo Social, 2017.

Uno de los elementos más valorables de este tipo de proyectos es que distintos actores (Gobierno Regional Metropolitano, la Gobernación del Maipo, las Municipalidades de San Bernardo, Calera de Tango y El Bosque, los consultores y múltiples agrupaciones de la sociedad civil) han logrado trabajar colaborativamente por un objetivo común que será un gran aporte para la ciudad. La participación y el involucramiento de cada uno de estos actores no sólo hacen que el proyecto sea más inclusivo, ya que incorpora las necesidades de sus diversos usuarios, sino también más sustentable en el tiempo, dado que la vinculación temprana con el proyecto genera una apropiación que facilita su concreción y mantención.

El caso del Nuevo Parque Metropolitano Cerro Chena se convierte en un ejemplo de cómo hacer que la ciudad de Santiago sea más inclusiva. Esto porque, por un lado, colabora con el aumento de áreas verdes en zonas de la ciudad que cuentan con menos de un cuarto de la cantidad de metros cuadrados de área verde que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) [2]. Y también, porque este proyecto abre espacios de participación e involucramiento comunitario que permite que sus futuros usuarios incidan en el diseño del parque, haciéndolos parte del proyecto.

Im. 3.Im. 3. Encuentro Líderes por el Chena. Fuente: Urbanismo Social, 2017.

 

Para más información del proyecto visitar: https://nuevocerrochena.gobiernosantiago.cl/ 

__
Referencias bibliográficas:
  • Capeáns, J. (2016). ¿Qué es la Nueva Agenda Urbana? Disponible en: http://ecosistemaurbano.org/urbanismo/nueva-agenda-urbana/
  • Centro de Políticas Públicas UC(2017). Mesa de Áreas Verdes. Disponible en: http://politicaspublicas.uc.cl/
  • Urbano, R. (2016). Planificación Urbana Integrada e Imagen-Ciudad: El aporte de la mirada de los expatrias al Santiago contemporáneo. (Tesis de Magíster en Desarrollo Urbano). Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales, PUC.
Notas:
[1]
La Nueva Agenda Urbana es el documento final resultante del acuerdo enla conferencia Hábitat III que se llevó a cabo en octubre de 2016 en Quito, Ecuador. Constituye una guía para orientar los esfuerzos en materia de desarrollo de las ciudades para los próximos 20 años. (Capeáns, 2016).
[2]Según datos del Centro de Políticas Públicas de la UC (2017), la comuna de El Bosque cuenta con 1,9 m2/habitante y San Bernardo 2,3 m2/habitante, cifras muy por debajo de los 9m2/habitante que recomienda la OMS.
Twitter Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *