Secciones > COLUMNAS

Los días en que Belo Horizonte sí tiene playa

En diciembre de 2009, se estableció un decreto municipal (n° 13.798) que prohibía la realización de eventos de cualquier naturaleza en la Plaza de la Estación, punto histórico y neurálgico en la ciudad para movimientos ciudadanos de diversos. Entre la divulgación del decreto y su puesta en acción, se organizó una oposición ciudadana a esta decisión de la municipalidad, que viene promoviendo una ocupación lúdica, irreverente y claramente política del espacio público en la ciudad de Belo Horizonte.
Revista Planeo N° 21 Urbanismo Radical. Marzo-Abril 2015.

Fotografía de Flora Rajão

Disponible en: https://www.flickr.com/photos/floratografia/5383063764/in/set-72157625767045733

[Por Juliana Carvalho. Analista de Relaciones Internacionales por la Pontificia Universidad Católica de Minas Gerais, Brasil, y Magíster en Asentamientos Humanos y Medio Ambiente por la Pontificia Universidad Católica de Chile]

En diciembre de 2009, se estableció un decreto municipal (n° 13.798) que prohibía la realización de eventos de cualquier naturaleza en la Plaza de la Estación, punto histórico y neurálgico en la ciudad para movimientos ciudadanos de diversos. El decreto entraba en vigor en enero de 2010. Entre la divulgación del decreto y su puesta en acción, se organizó una oposición ciudadana a esta decisión de la municipalidad. Una oposición que se transformó en un movimiento que existe hasta hoy, que viene promoviendo una ocupación lúdica, irreverente y claramente política del espacio público en la ciudad de Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais.

La Plaza de la Estación es tan o más antigua que la propia ciudad de Belo Horizonte. Se encuentra en el la área central de la ciudad y es un espacio público que desde el inicio de su existencia está involucrado en las planificaciones urbanas. En las últimas gestiones municipales se planificó y se empezó implementar un amplio proyecto de revitalizar el centro y constituirlo como un polo cultural. La idea de fondo era la recuperación de un espacio urbano que estaba obsoleto con el intuito de cambiar su uso y cooperar para el desarrollo cultural. Así, vimos la creación del Museo de Artes y Oficios y, posteriormente, la reforma de la propia plaza. En este sentido, la reforma puede ser entendida como fruto de un proyecto donde “espacio público y cultura pública eran contiguos” (WILLIAMS, 2008:39 – traducción nuestra[1])

Uno de los objetivos de la reforma era la recuperación de un espacio urbano que estaba obsoleto, lo que se logró. La Plaza pasó a ser el palco para muchos eventos culturales gratuitos y manifestaciones cívicas. Así, la Plaza de la Estación parecía estar se consolidando como un espacio público y cultural. Sin embargo, el uso de la plaza trajo consigo no solo diversión en conciertos y activismo en manifestaciones, pero también externalidades negativas, como violencia y depredación del património. Segundo representantes de la alcaldía, son estas consecuencias negativas que justifican el Decreto 13.798, que prohibía eventos de cualquier naturaleza. Sin entrar en más detalles acerca de este decreto (y el que posteriormente lo substituye, estableciendo que la plaza sí podía ser utilizada, pero por un precio[2]) nos interesa destacar acá la evolución del movimiento cívico de oposición.

En el 7 de enero de 2010 la movilización hasta entonces virtual tomó una forma presencial, ocupando la propia plaza, en un evento llamado “Vá de branco” (Ir de blanco). En este día se discutieron las cuestiones relacionadas al decreto y se forjó una reacción basada en desobediencia civil, de carácter lúdico, irreverente e irónico, con el objetivo de revocar el decreto. Como noto Tenreiro: “de las discusiones que se siguieron, una nueva idea nació: encuentros en la plaza en los sábados, con picnic, bebidas, bikini y pantalones cortos, toallas, sombreros, tambores y guitarras. En resumen, hacer de la plaza una playa en la ciudad.” (2010 – traducción nuestra[3]). Así, desde el día 16 de enero[4], la Plaza de la Estación en los sábados se transforma en Playa de la Estación. Las personas llevan sus trajes de baño y se ponen a tomar sol o a jugar con los juegos de agua de la plaza. Cuando la municipalidad dejó de prender a los juegos de agua, los “playeros” se organizaron y contrataron camiones de agua, que usaban sus mangueras para mojar a todos los presentes. También se generaron una serie de cantos para el movimiento, utilizados tanto en la divulgación de los sábados de playa como también en la disputa discursiva con la municipalidad, siempre en tono irónico e irreverente, con frases como “ei, policía, a Praia é uma delicia” (ei, policía, la playa es una delicia).

Fotos de Ednilson Maia

Fuente: https://www.flickr.com/photos/emaia/

Las imágenes abajo ilustran algunos de los diseños asociados a las convocatorias a la playa de la estación.

 COLUMNA_1_FIG2

Figuras: Praça da estação y Afiche de Praia da Estação | Fuente: Andaminas (2010) y Coletivo Pegada (2010)

COLUMNA_1_FIG3

Figuras: ejemplos de divulgación y llamada para los protestos contra el Decreto del Alcade Lacerda. | Fuente: Colectivo Pegada (2010)

En seguida se listan algunas de las características claves del movimiento Praia da Estacão:

  • Papel central de las redes sociales, tanto para la organización como para la divulgación de las intervenciones;
  • Amplio uso de recursos simbólicos para promover un carácter lúdico, ironizando la “falta de mar de Minas”:
  • Amplio uso de registro fotográfico, con el material producido siendo ampliamente divulgado en la internet;
  • Capacidad de mantención y evolución del movimiento a lo largo del tempo, adaptándose a cambios en el escenario político;
  • Movilización prioritariamente de jóvenes y universitarios,
  • Vinculación a movimientos políticos y partidarios, particularmente con la oposición al alcalde Marcio Lacerda.

 Estas características ayudan a explicar porque este movimiento en pro del uso del espacio público  ha sido tan exitoso, logrando reverter decretos municipales y mantenerse activo a lo largo de los años. Actualmente, 5 años después, siguen existiendo eventos de la Praia da Estacão, principalmente en verano y en carnaval. Quizás la característica más importante del movimiento sea su carácter simbólico, utilizando el imaginario asociado a la playa de una ciudad, espacio público por excelencia para brasileños mismo para los que no tenemos playa en nuestras ciudades, para movilizar las personas. Para más detalles sobre el movimiento, se recomienda visualizar este video http://imaginanacopa.com.br/historias/historia-7-praia-da-estacao/ , que además de entrevistas con personas clave del movimiento, deja en evidencia el equilibrio entre entretenimiento lúdico y compromiso político presente en la Praia da Estacão.

Notas al pie:

[1] En el original: “espaço público e cultura pública eram contíguos.”

[2] Decreto n° 13.961, establecía los siguientes valores: de un a dos días, por un valor de R$ 9.600, de tres a cuatro días R$ 14.400, de cinco a seis días R$19.200. (CÂmara Municipal de Belo Horizonte, 2010; BLISSET, 2010)

[3] En el original: “das discussões que se seguiram, uma nova idéia nasceu: encontros na praça aos sábados, com pic-nic, bebidas, biquíni e calção, toalhas, chapéus, tambores e guitarras. Em resumo, fazer da praça uma praia na cidade.”

[4] Hasta la fecha hay gente que participa del movimiento. Pero, debido a los avances sin suceso en las discusiones, al pasar del tiempo y al invierno, el movimiento ha perdido fuerza, integrantes y apariencia de playa que tenía en su principio.

Referencias bibliográficas:   

ANDAMINAS (2010) Praça da Estação. Disponible en: <http://www.andaminas.com.br/?load=mod4&idm=68&id=42&acao=v>

BLISSET, Luther (2010) Praia da Estação, o mar revolto das Minas Gerais. Disponible en: <http://assincramg.wordpress.com/2010/02/23/praia-da-estacao-o-mar-revolto-das-minas-gerais/>

CÂmara Municipal de Belo Horizonte. (2010) Audiência Pública discute uso do espaço. Disponible en: <http://www.cmbh.mg.gov.br/index.php?option=com_content &task=view&id=35735&Itemid=126&nj=1>

CMI BRASIL (2010) Praia na Praça da Estação de Belo Horizonte contra o decreto do prefeito Marcio Lacerda. Disponible en: <http://www.midiaindependente.org/pt/blue/2010/01/462799.shtml>

COLETIVO PEGADA. (2010) Praia da Estação. Disponible en: <http://coletivopegada.org/tag/praca-da-estacao/>

MUSEU DE ARTES E OFÍCIOS. (2010) Cronologia da Praça da Estação. Disponible en: <http://www.mao.org.br/port/institucional.asp>

TENREIRO, Manuela (2010) Brasil: Multidões fazem Praia numa Cidade de Montanha. Disponible en: <http://pt.globalvoicesonline.org/2010/06/05/brasil-multidoes-fazem-praia-numa-cidade-de-montanha/>

SIMÕES, Raphaella. (2010) Relato de quem esteve na Audiência Pública da Praça da Estação. Disponible en: <http://pracalivrebh.wordpress.com/>

WILLIAMS, Richard J. (2008) Espaço público e cultura pública: teoria, prática e problemas. página 33 a 48. In A Cultura pela Cidade. COELHO, Teixera (org.) Editora Iluminuras Ltda.

Twitter Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *